Controlar la diabetes

Para conseguir controlar la diabetes hay que utilizar todos los medios terapéuticos necesarios. Es fundamental la integración del paciente con el equipo de salud y que sea consciente de la importancia de cuidarse y cumplir las indicaciones médicas.

Cuanto más normales sean los niveles de glucosa y los factores de riesgo cardiovascular, menos probabilidades  hay  de padecer problemas graves de salud. Para esto es fundamental seguir las siguientes pautas:

Seguir un plan de alimentación adecuado. Un dietista o nutricionista le ayudará a planificar las comidas más saludables para conseguir y mantener un peso adecuado, prevenir enfermedades cardiovasculares y mantener bajo control la glucosa en sangre, el colesterol y la presión arterial. Hay que seguir el plan de comidas sin saltarse ninguna porque la glucosa en sangre podría bajar demasiado y provocar una hipoglucemia.

Realizar actividad física con regularidad. Es beneficioso para las personas con diabetes porque ayuda a mantener el peso adecuado, permite que la insulina funcione mejor, es buena para el corazón y los pulmones y proporciona más energía.

Recomendamos  consultar al médico o enfermer@ sobre el tipo de actividad física a realizar para saber mejor en qué condiciones podemos hacerla.

Es importante también realizar autocontroles de glucosa antes, durante y después de realizar ejercicio. Siempre hay que llevar consigo alimentos con carbohidratos de rápida absorción(caramelos, azucarillos…) por si aparece la hipoglucemia, no hacer ejercicio solos y llevar placa identificativa indicando que presenta diabetes son también algunas recomendaciones importantes.

Cumplir las pautas de medicación. Pueden ser tratamientos antidiabéticos orales, insulina u otros medicamentos que se administran por vía subcutánea.

Realizar autocontrol del nivel de glucosa en sangre y de los factores de riesgo cardiovascular. El médico o educador en diabetes le enseñará la manera y la frecuencia en la que debe hacerse.

Menú